martes, 31 de mayo de 2011

El maravilloso mundo del doctorado...o del no doctorado


¡El Doctorado!

Érase una vez que se era, una sociedad que tenía un nivel científico enorme. Famosa en el mundo por como preparaba a sus sanitarios y científicos, y los colocaba en muchísimos puestos de traba...

Un momento...

España no hace eso. De hecho es bastante vergonzoso viendo la calidad que un Predoctoral cobre lo que cobra. Y os preguntaréis, ¿qué tiene que ver esto con la Farmacia?

¡Hombre! Es que somos unos de los colectivos sanitarios mejor preparados, incluido a nivel científico y de investigación, pero, como siempre, tenemos un problema al terminar la carrera. 

El doctorado, es una de las salida que personalmente más me atraía: era bonita, estabas en el laboratorio, tus conocimientos tenían un fin, aprendías, estas aún en el mundo de la Universidad pero a la vez en el plano laboral, es completo como crecimiento personal, vamos...que así descrito es una ganga.

Hasta que llega el momento de buscar un sustento. Porque si amigos, buscarse un sueldo investigando, a menos que tengas dos cosas:

- Un expediente de más de un 2, a poder ser de un 3, cosa difícil en una carrera difícil vaya, y más si has compaginado estudios y trabajo

-Un grupo de investigación en el que estar

Es una misión imposible. Y eso sin entrar en la vorágine que supone el mundo de la investigación. Ríanse señores del estress del comercial. En este mundo, si llegas dos segundos tarde, te han pisado el trabajo de años, y ya no vales nada. Si no publicas artículos, olvidate de seguir consiguiendo becas y más becas. Si estás aprendiendo, olvídate que te traten como persona hasta pasados los 6 meses o un año, o dos.

Si, es difícil, tedioso, y además altamente exigente, pero tiene tantas cosas buenas en los planos tanto profesional como en la calidad de vida en cuanto a depender de ti mismo, que un buen porcentaje de los jóvenes lo vemos como una posible salida.

Y ahí estás tú, joven e inocente, recién horneado, para empezar a buscarte una beca. Claro, piensas que todos somos iguales, que el baremo es el mismo para todos

Primer error. El baremo es mejor para quien más ha estudiado, y además para quien mas "favores" haya tenido el ultimo año de licenciatura por parte de su grupo de investigación. Y no lo digo por nada, pero siempre hay algún extraño caso, en el que de pronto a la persona que le dan esa beca que tu llevas  9 meses esperando, como agua de mayo, trabajando gratis, se la dan a alguien con tu mismo expediente y cualificaciones y con, misteriosamente, un "paper" de cuando aún era estudiante.

Y tú,pobre ingenuo vas buscando como una abeja busca la flor, beca tras beca, FPU, FPI, CSIC, la de la Universidad, la de las Comunidades (dato importante a los madrileños, ya que la Comunidad de Madrid lleva desde 2009 sin dar ni UNA beca para Predoctorales), becas privadas, becas de coña, contrato de Técnico en laboratorio...

¿Sueldo medio? 1000 Euros y si llega.

Bueno, pensaréis, pero cuando me doctore lo tendré más fácil.

Pues siento la desilusión, pero no. Por lo menos en España. Fuera si, con una beca decente en cualquier lugar del mundo se vive bien, y se coge prestigio en este mundillo tan cerrado realmente. De hecho es casi obligatorio el terminar el doctorado e irte fuera de nuestra querida Spain...para poder en x años volver y poder ser algo, u optar a algo.

Si, es un asco, pero, como en la industria, el FIR y los masteres, pesa más la profesión, la ilusión y ser intrépido que el futuro real.

Quien diga que un farmacéutico no es vocacional, que mire estas entradas que está muy equivocado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario